Un médico de Marianao.

"Casi todos los médicos tienen su enfermedad favorita", escribió alguna vez Benjamin Franklin. Esta es mi enfermedad: escribir. De Marianao al Canadá, curando gente, opinando del calor, la nieve, las ciudades y enfermando de ideas personales.

domingo, enero 17, 2010

Los lobos ideológicos.

Con fuerza se apresuran a atacar la presa. En esta ocasión no es el placer de devorarla, es más bien la oportunidad de marcar puntos políticos y mejorar el estado de opinión internacional sobre sus respectivos regímenes. Nuestro viejo y prolongado dictador ha prometido ayuda sin límites al herido pueblo Haitiano, mientras en Cuba ninguno de los grandes del partido único serán responsables por el reciente homicidio en masa ocurrido en el hospital Psiquiátrico de Mazorra donde de forma inexplicable 26 ancianos fallecieron de hipotermia y mal nutrición.
Del otro lado el poderoso gobierno norteamericano ha comisionado dos ex presidentes, Clinton y Bush respectivamente, con el objetivo de crear una fundación en aras de recaudar dinero y así reactivar de alguna manera la languideciente economía Haitiana.
El dictador sempiterno jugará sus cartas de siempre, la solidaridad paternalista hacia las naciones pobres del tercer mundo, y los americanos, las donaciones astronómicas que solo pueden hacerse desde la posición del poder financiero controlado por los ciudadanos más ricos del mundo.
Al final cada manada aplica las fórmulas conocidas y el juego ideológico propagandístico se repite. Los lobos se echaran sobre la presa, cada uno lanzará su dentellada y Haití se beneficiará un poco. Por un momento el mundo se olvidará de las guerras en Iraq y Afganistán y la dictadura cubana será una página más del realismo mágico latinoamericano.
Los lobos ideológicos casi siempre logran sus objetivos.

5 comentarios:

Pluma Roja dijo...

Buen texto para analizar y pensar. Tienes la razón.

Saludos cordiales,

Hasta pronto amigo.

cubangerman dijo...

Lo has dicho todo,creo que huelgan los comentarios,triste lo que nos ha tocado vivir pudieramos decir,sin embargo seguimos aguantando las embestidas de la naturaleza y los gobernantes egoístas,que hacer???solo nos queda deunciar y tender la mano

juan72perez dijo...

coincido solo que los muertos fueron muchos mas, en pocos dias alcanzaron 38, intentaron silenciarlo inicialmente pero no pudieron la noticia se corrio por la habana rapidito.

juan72perez dijo...

necesito alguna informacion sobre canada, si fuese posible me gustaria comunicarme por email, soy medico , este es mi correo juan72perez@yahoo.es saludos gracias

Manel Aljama dijo...

Pues tienes toda la razón. El texto es elocuente por sí mismo.

Si la hubieses hecho más literaria pero no menos mordaz, quizá quitando las alusiones directas y sustituyéndolas por expresiones como "la isla del dictador solitario" "del último dictaodr", "el imperio del norte", etc. etc. Sería igual de directa y válida.

Un abrazo