Un médico de Marianao.

"Casi todos los médicos tienen su enfermedad favorita", escribió alguna vez Benjamin Franklin. Esta es mi enfermedad: escribir. De Marianao al Canadá, curando gente, opinando del calor, la nieve, las ciudades y enfermando de ideas personales.

jueves, julio 15, 2010

Poema del insomnio



Me he dormido buscándote a mis espaldas
Tal vez un milímetro para iniciarte
Y callarme las congojas del tiempo
Algunos mares, territorios no explorados.
Me he dormido con el canto de todos
Con los ojos del cuadro
Y la mujer que reparte músicas en la ventana
La creciente dificultad de crecerme los huesos
el escudo, mis libros.

3 comentarios:

Benchijiguaagando dijo...

Me encanta el poema.
"Me he dormido buscandote a mis espaldas"
besos

Mediterráneo dijo...

El insomnio puede ser terrorífico o creativo, dejando acomodar a las musas entre nuestras sábanas.

Precioso, Doctor!

Un abrazo y dos besos!

cubangerman dijo...

Di tú,menos mal que no me dormí hoy en el metro jejejeje.
muy bonito el bru, siguelo a ver si le ponemos música
un abrazo